viernes, diciembre 07, 2007

CRONICAS PATAGONICAS II: Empiezo a levantar cabeza.

DESDE EL GLACIAR MARTIAL: Detras mio Ushuaia , Canal de Beagle , Isla Navarino Chile. Se puede ver el Aeropuerto , si se cliquea en la foto se devería de ampliar???

FIN DE LA RUTA 40: La foto ya lo dice todo , y al que le parezca poco que le eche imaginación.

DIFERENCIAS CULTURALES: Sin comentario

EL ALMACEN:Un bar muy "chachi" , bueno de esos que ahora dicen "con encanto"

MUSEO YÁMANA: Muy intertesante la cultura Yámana , pero el que quiera saber que busque , que yo no voy a contarlo ahora , llevo aqui 2 horas , no más , y ya estoy cansado.
MASCARAS YÁMANAS: En esta foto si hay alguna son las de la derecha , obviamente no son hechas por Yámanas , pero si siguiendo sus métodos. Son de corteza de Lenga. Puse esta foto pues la alargada del centro , que no tiene nada que ver con los Yámanas , es la que más me gusta , y como aqui pongo lo que quiero , pues eso...
PICO OLIVIA: Es increible la cantidad de picos precioso que hay por esta zona del mundo , hay un montón de montañas piramidales. Este me motivaba para subirlo , pero Juan , el del alberge me dijo que ni lo soñase , que era casi mortal pues es todo de roca rota.


Igual que nunca llovió que no escampase , nunca caí que no me levantase.
Al llegar , los primeros dias lo pasé mal , tan mal que llegue incluso a dudar de mi capacidad para terminar lo que vine a Ushuaia a empezar , y que aun no había empezado.
Tan cierto como que estaba aqui , era que sabía que estaba capacitado para llevar a buen tèrmino lo que había venido a hacer a América.
Se bastante bien lo que es viajar en bici , llevo bastantes viajes en los que realizé entre 5 y 10.000 km , y la perspectiva que se mostraba ante mis sentidos no era alentadora para nada.
La lluvia es un problema bastante importante , no tanto por mojarse uno , sino que te obliga a buscar alojamiento , pues montar la tienda lloviendo no es una buena cosa , si a esto le añadimos frio el coctel puede ser explosivo , y luego ya para adornar unas gotitas de nieve y otras de viento.
Aparte de esto , que de por si no es poco , se junto el agotamiento del viaje , que con la perspectiva que desde el presente se tiene del pasado he llegado a la conclusión que fué aun más influyente en mi estado de desánimo que la climatología.


Como nunca llovió que no escampó , nunca caí , que no para arriba fuí.


Sabía que iba a salir del pozo como tantas veces , y la receta como en todas las circunstancias críticas siempre es la misma y muy sencilla por cierto , "ante todo mucha calma" , tener paciencia y esperar. Acechar , igual que el depredador acecha a su presa , cuando se hace turismo al borde del abismo hay que acechar la oportunidad que nos permita alejarnos del filo de la navaja.
En el viaje por Turquia estuve tres veces en Estambúl en el mismo alberge , alli coincidí las dos primeras veces con un mejicano cuya foto aparece junto a mi por ahí abajo , en este mi @sitio. La segunda vez me venia a España a pasar la Navidad en familia , pero yo sabía que esto no era cierto , venía a poner soluciones en un viaje que hacía agua por todas partes. Ramiro , que por ese nombre responde el susodicho cuando lo llaman , me dijo que había empezado muy fuerte el viaje , tenía demasiadas ganas por empezar , y eso en un viaje en bici no era bueno , tomé buena nota de sus palabras y en esta nueva etapa de "Mi vuelta al mundo en bici" no he tenido prisa por empezar , de hecho estoy escribiendo desde Ushuaia. He estado recuperando , descansando , comiendo chuleton argentino , ahora ya se el porque de su fama , esperando una señal , y la señal llegó ...

Antes de ayer Miercoles 5 el tiempo por fin se estabilizó ... , estuvo lloviendo todo el dia , pero "solo" lloviendo. Me decidí a salir en bici en busca del taller pues el cambio , que en Menorca iba "de vicio" , aqui estaba "caprichoso". Con todos los cuidados y mimos que le he dado a la bici nueva para evitarle rallones y en el viaje le meten dos buenos "viajes" , en uno doblaron la patilla del cambio y por eso cambiaba mal , suerte que dí con un buen mecánico y en un momento me la dejó como nueva. Reconozco que eso me dió un subidón enorme , significaba olvidarme del fantasma de los problemas mecánicos que me persiguó por Turquia camino de Irán.

Ayer por fin arranqué , no comencé el viaje en la dirección que tengo que tomar , si no todo lo contrario. Me fui al fin del mundo como lo venden por aqui , el punto donde termina la ruta 40 , la carretera mas austral del mundo ... si no tenemos en cuenta que en frente , más al Sur en Isla Navarino , Chile , tambien hay carretera , y que Tierra de Fuego tambien es una isla , bueno en fin , sin comentarios.

Pero es que no fui solo hasta el final atravesando parte del P.N. Tierra de Fuego , es que antes subí en bici hasta la estación de esqui del glaciar , luego subí "pateando" hasta el glaciar , que por cierto no lo ví pues aun esta cubierto de nieve. En la "confiteria" del tele-silla dejé la bici y cometí el error de preguntar cuanto tiempo se tardaba en subir , cuando empecé la subida , aun cargado con mochila , trípode y la bolsa de fotografía que no es pequeña , y haciendo fotos le dí buena caña mirando el crono , lo paré en 1:04 con paradas y la panza que tengo. Me dí cuenta subiendo de que tengo mono de montaña. En Menorca no la hecho de menos por la piragua , pero tengo tanto mono que la armé bajando...

Claro , ya que tome tiempo subiendo , tiempo bajando y el mejor siempre se hace corriendo. Valla panorama , braceando con solo un brazo , el otro sugetando la bolsa de fotografía. Si no es por ella no se como estaría la cámara pues llevó un buen viaje , eso si , pise un cesped alpino que nunca hollé cosa igual , era como esponja , ¡una pasada! , mereció la pena , aunque hoy , con la pespectiva que del pasado se tiene desde el presente cada vez que bajo escaleras , me siento o me levanto , me lo replanteo. Ya se sabe sarna con gusto...

Luego como si fuera un duatlon cojo la bici y a La Pataia , el final de la ruta 40. El camino casi todo de tierra , pista y algunos baches , y la bici muy bien. Tenía mis serias dudas de como se comportaria fuera del asfalto por tener menos balón y los radios más largos y por tanto menos robustas las ruedas , pero quedé convencido. Creo que tiene mucho que ver la importancia relativa del tamaño del bache respecto al tamaño de la rueda , cuanto más grande es la rueda , menos sacude el bache.

Como me encuentre bien y me "caliente" Patagonia va a acabar conmigo. Aqui los dias invitan a no parar , a las 6 ,7 baja un poco la luz , pero luego oscurece muy , muy lento , hasta las 11 o las 12 no es de noche ... y eso si esta nublado , que si no.

Sali a las 10:30 del alberge y volví a las 20:30 , y solo comí , aparte del desayuno , 3 barritas del Dia , pero mereció la pena , me sentí "resucitado"

Un saludo , os quiero

4 comentarios:

PEPE dijo...

Parece que Ushuaia te está gustando tanto que te cuesta empezar la ruta del capitán-pedales. Las fotos son increíbles. Seguro que esto está precioso en cualquier época del año.

Celebro que la bici funcione dentro de la normalidad, una vez superados los problemillas seguro producto del maltrato aéreo. A ver si dura...

Y come, querido, come, que no se pueden hacer todas esas animaladas sin comer (barritas del día...)

Se te sigue. Ánimos, muchos ánimos y un abrazo.

Pepe

C r i s s ! dijo...

¿Barritas del día?
jaja Juan: COME!!!!!!!!!!!!!!!!!
Que me se yo de unas que no quieren volver a verte en los huesos y en el mismo estado de la otra vez ¬¬
Y sigue sacando fotos:)
Que me gustan!!^^


En fin, suerte entre montañas!
ah, y ahora que me doy cuenta...el cartel del aeropuerto sobre los productos con entrada prohibida...¿no está en portugués? :O


un besiin!
Disfruta:)

CICLI dijo...

PEPE:
Pues que no te lo parezca por que es asi , estoy muy agusto aqui.

CRIS:
El cartel tenía un fallo gordo , por eso le saque la foto.
Puede que este en portugues , Brasil esta aqui al lado ...
a unos 5000 km.

Bianca Pascuchelli dijo...

Está bueno cuando escuchás hablar mucho de un lugar y cuando lo ves te das cuenta por qué. A mi me pasó también ahí en Tierra del Fuego. Mis papás siempre hablaban maravillas del lugar, de las montañas, de las brisas veraniegas, y también de los lugares adonde se quedaban. Decían que no se habían sentido tan cómodos en un hotel, ni en Europa, como sí en el alojamiento en Ushuaia. Decían que tenía un nosequé que les daba paz. Alguna vez dijeron algo de la forma en la que habla la gente allá, muy tranquila, cordial y relajada. Quizás es eso, pero a mí también me pasó. Tenía una paz en el hotel que no había sentido en ningún lado siempre que estuve de vacaciones!